febrero 2, 2023

Revista Maravillosamente

La revista de la ley de asunción

LA LEY DE ASUNCIÓN

Ley de asunción & ley de atracción

Vamos a hablar de la Ley de la asunción. Seguro que todos habéis oído hablar de la ley de la atracción por activa y por pasiva. La ley de la atracción lo que dice es que todo aquello que pensamos lo podemos atraer, siempre y cuando esté vibrando en la misma frecuencia, para mí son dos leyes que no son distintas, son leyes que se complementan.

¿Pero qué es lo que dice la ley de la asunción?, la ley de la asunción díce que hay que asumir que aquello que se desea ya se tiene. La ley de la asunción se dió a conocer a través de un libro escrito por Neville Goddard dónde explicaba que es la ley de la asunción y cómo ponerla en práctica, aunque sus enseñanzas son de hace muchísimos años y era un tema muy desconocido, ha cogido mucha más notoriedad en los últimos tiempos a raíz del libro de El Secreto.

Primero, ¿qué es asumir? Asumir es dar por real algo aunque no se tengan pruebas de ello, si desde tu consciencia persistes en la emoción de la asunción, hasta que esa emoción se convierta en dominante, el logro será seguro. Cuando tu convicción interior es mayor que la apariencia física de la realidad, tu sueño se materializa, a este efecto se le llama ley de la reversibilidad.

Se trata de elevar tu conciencia para convertirte en la persona que será capaz de conseguir el sueño que deseas. En resumidas cuentas, lo que dice la ley de la asunción es que cuando tú deseas algo, es decir, si tú quieres un trabajo en concreto, tienes que asumir que ese trabajo ya es tuyo.

La ley de asunción

La ley de la atracción lo que dice es que tienes que librarte de esa frecuencia, tienes que creer realmente que eso que tú estás deseando lo vas a conseguir. Y la ley de la asunción lo que dice es que creas que ya es tuyo, que vivas como si eso ya fuese tuyo. Si por ejemplo tú aspiras a ser pintor, pero estás estudiando, en lugar de decir, soy estudiante de Bellas artes, tú tienes que decir y sentir ya que tú eres pintor, asumes que esa realidad es tuya.

Con el tiempo, esa realidad tuya que está de momento sólo en tu mente, se convertirá en una realidad. Finge que eres lo que quieres ser. No pienses en futuro, piensa en presente, no futuro. Porque el tiempo es sólo una ilusión de nuestra mente, y si pensamos en futuro nuestra mente siempre lo ubica en un futuro, entonces lo que estás haciendo es vibrar desde la carencia, desde que no tienes. Siempre te quedas en ese estado, en carencia, en deseo.

Lo primero, siempre tienes que tener muy claro qué es lo que tú quieres, qué es lo que deseas, porque la energía no juzga tu deseo si es bueno, malo, indiferente, posible o imposible, para la energía tu deseo es una orden siempre y cuando seas claro en tu deseo, si no verás moverse las cosas, personas o situaciones en tu vida pero nunca llegarás a ver tu deseo tal cual lo quieres.

Si lo que quieres es un trabajo determinado, tienes que tener muy claro todo lo que engloba a ese trabajo, que es lo que vas a hacer, como quieres que sea. Enfócate en eso que tú deseas y ten bien

claro que es lo que quieres. La idea es que lo finjas tanto, tanto, tanto, que en tu subconsciente, en tu mente inconsciente, ya sea una realidad tan real, que se lo crea. No vale con decir yo soy pintor, yo soy pintor, pero en el fondo estás pensando bueno, es que estoy estudiando menos que todavía no trabajo de pintor. No, no tienes que insistir tanto que realmente cuando alguien te pregunte hoy ¿a qué te dedicas? Soy dentista, da igual si estás en primero de carrera, soy pintor. Todos tenemos ese amigo que sin haber llegado a hacer nada, asume que ya tiene lo que desea y además sin darse cuenta.

El futuro siempre presente. Y tenéis que utilizar mucho la imaginación cuando vosotros estéis asumiendo aquello que queréis, imaginarlo y vivirlo como si ya fuera una realidad.

síguenos en:

Instagram revista maravillosamente

1 comentario en «LA LEY DE ASUNCIÓN»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *