febrero 2, 2023

Revista Maravillosamente

La revista de la ley de asunción

 2 – LOS CHAKRAS Y LA ENERGÍA KUNDALINI

Este es el segundo módulo. Aquí se presentan, a grandes rasgos, las características elementales de cada chakra:

– los principios básicos que rige cada uno.
– sus demonios
– las correspondencias corporales
– las glándulas que regulan
– las patologías físicas y emocionales asociadas a su disfunción.

Con esta información básica, y las listas que confeccionamos podemos establecer una correspondencia entre nuestros demonios físicos y emocionales y el chakra asociado, y a la vez haremos lo propio con nuestras fortalezas. Al final del texto que sigue está el ejercicio 2 del taller que incluye esta actividad de correspondencia y las pautas de trabajo. Todo se detalla al final. 

BREVE RESEÑA

Como vimos en el módulo 1, la energía de la que disponemos para nuestro crecimiento y evolución, reside en el primer chakra o chakra base, el cual se abre hacia abajo, hacia la tierra, ya que es nuestra principal conexión con el mundo material. El primer chakra representa el mundo físico y material. Para que la energía (kundalini) se active y fluya hacia arriba, de modo fluido y natural, debemos asegurar nuestra conexión a la tierra, nuestra supervivencia.
De este modo la energía podrá subir, limpiar los chakras y salir por el séptimo, el chakra corona, que se abre hacia arriba, hacia el cielo, para conectarnos con la espiritualidad pura, con la energía o alma universal: el máximo grado de evolución que cada uno puede alcanzar.

No obstante, no podemos quedarnos en el primer chakra y ser pura materia, ni tampoco vivir en un estado completo de espiritualidad, es decir que nuestra existencia gire en torno al séptimo chakra, ya que somos tanto materia como espíritu y el EQUILIBRIO es lo que nos dará la plenitud y la mejor expresión como seres humanos.

En relación a esto, la autora Judith Anodea, que ha escrito varios libros sobre chakras dice: “un cuerpo sin alma es un cadáver, un alma sin cuerpo es un fantasma”.

Del camino que permitamos que siga nuestra energía desde el primero al séptimo, atendiendo a todos los aspectos que rigen los otros cinco chakras (que se abren hacia delante y hacia atrás), dependerá nuestra existencia y nuestro paso por la tierra.

Ahora vamos a explorar brevemente cada uno de los chakras… 

2 - LOS CHAKRAS Y LA ENERGÍA KUNDALINI



PRIMER CHAKRA

El primer chakra está situado debajo del hueso sacro, exactamente en el perineo, en el cual reside la energía kundalini. También denominado chakra raíz, chakra base o centro coxal. Está unido con el hueso coxal y se abre hacia abajo. Es el que nos conecta con la Tierra, representa nuestra parte física, material, el arraigo, la supervivencia, la prosperidad material.


Color: rojo fuego.

Elemento correspondiente: Tierra (sólido)

Función sensorial: Olfato.

Principios básicos: Voluntad corporal para el ser (como polo opuesto a la voluntad espiritual de ser en el séptimo chakra). Abundancia y prosperidad material, supervivencia, autoconservación, identidad física.
Desarrollo del instinto de supervivencia: temor a la muerte, voluntad de vivir, capacidad de proveerse de lo necesario, fuerza física, energía, determinación, valor, sentir arraigo y seguridad.

Su demonio: el miedo


Correspondencias corporales: Todo lo sólido, como columna vertebral, huesos, piernas, pies, dientes y uñas; ano, recto, intestino grueso, próstata, sistema inmunológico y estructura celular.

Glándulas correspondientes: Glándulas suprarrenales.
Las glándulas suprarrenales producen adrenalina y noradrenalina, que tienen la misión de adaptar la circulación sanguínea a las necesidades concretas regulando la distribución sanguínea. De esta forma el cuerpo está preparado para la acción y puede reaccionar de inmediato a las exigencias planteadas. Además, las glándulas suprarrenales tienen una influencia predominante sobre el equilibrio térmico del cuerpo.

Patologías asociadas: ciática, venas varicosas, tumores o cáncer rectal, desórdenes vinculados a la depresión, obesidad, anorexia, bulimia, estreñimiento.

Se considera el centro de las energías psíquicas y pulsionales y es el chacra de la base o la raíz, por lo que está vinculado a nuestra existencia terrenal en el plano físico. Es el que activa nuestra conexión con la tierra y todo lo material.

Si está abierto nos dota de nuestros deseos de vivir, viviendo con determinación y constancia, así como que nos dotará de una gran fuerza física.

Si está cerrado o con un mal funcionamiento determinará el abatimiento físico y moral, y por extensión la falta de ganas de seguir viviendo. Así como puede ser causa directa de posibles problemas físicos como el aborto natural, alcoholismo, anemia, ciática, cólicos renales, diarrea, esterilidad, hemorroides, e impotencia.


SEGUNDO CHAKRA

Situado debajo del ombligo. El segundo chakra es el de la creatividad, el conocimiento y la atención puras. Es el que conecta con la fuente interna de inspiración y permite apreciar la belleza del mundo.

Color: Anaranjado.

Elemento correspondiente: Agua (líquido)

Función sensorial: Gusto.

Principios básicos: Propagación creativa del ser. Deseo, sexualidad, identidad emocional, autogratificación.

Su demonio: el remordimiento

Correspondencias corporales: Cavidad pélvica, órganos reproductores, riñones, vejiga; todos los humores; como sangre, linfa, jugos digestivos, esperma.

Glándulas correspondientes: ovarios, testículos.
La función de las hormonas sexuales es la formación de las características sexuales masculinas y femeninas y la regulación del ciclo femenino.

Patologías asociadas: síndrome premenstrual, síndrome del intestino irritable, dolor crónico en parte inferior de espalda, impotencia sexual, problemas urinarios.
Culpabilidad, vergüenza, poder, control, sexualidad, asuntos financieros, creatividad, ética y honor en las relaciones, deseos, emociones.

El conocimiento puro que este chakra nos otorga no es mental, sino que es una percepción directa y absoluta de la realidad. En este centro se encuentra la capacidad de concentración y de atención. En el plano físico, cuida de la parte inferior del hígado, de los riñones y de la parte baja del abdomen. Se trata del chakra ligado al sistema reproductivo.

Si está abierto denotará un sano comportamiento sexual. Pero también estará en relación con nuestra búsqueda del placer material a nivel creativo como en el arte, la emotividad. A su vez también es muy importante en su significación de poderes psíquicos, intuiciones y dominio total de los sentidos.

Si está cerrado o con un mal uso da a lugar a todas las fantasías y temores negativos de la sexualidad e incluso de los placeres de la vida. Y a nivel físico puede ser causa directa de los problemas en el bazo, ciática, cólicos renales, diarrea, dolores lumbares, esterilidad, frigidez, gota, hernias, impotencia, calambres, quemaduras, quistes ováricos, retención hídrica, y vómitos.


TERCER CHAKRA

Chakra del plexo solar, también llamado centro umbilical. El tercer chakra se encuentra aproximadamente dos dedos por encima del ombligo.

Color: De amarillo a dorado.

Elemento correspondiente: Fuego (plasma).

Función sensorial: Vista.

Principios básicos: Configuración del ser. Voluntad, poder personal, ego, identidad propioreceptiva, autodefinición, autoestima, confianza, respeto a sí mismo, responsabilidad por toma de decisiones, sensibilidad frente a crítica, ambición, honor personal, quién se es en el universo.

Su demonio: la vergüenza

Correspondencias corporales: Parte inferior de la espalda, cavidad abdominal, sistema digestivo, estómago, hígado, bazo, vesícula biliar; sistema nervioso vegetativo.

Glándula correspondiente: Páncreas.
El páncreas desempeña un papel decisivo en el procesamiento y digestión del alimento. Produce la hormona insulina, que es importante para el equilibrio del azúcar en la sangre y para el metabolismo de los hidratos de carbono. Las enzimas segregadas por el páncreas son importantes para el metabolismo de las grasas y las proteínas.

Patologías asociadas: Desórdenes digestivos, úlceras, artritis, problemas intestinales y del colon, diabetes y problemas pancreáticos, indigestión crónica o aguda, anorexia o bulimia, problemas del hígado, hepatitis, enfermedad renal. Falta de coraje, temor, ansiedad, desconfianza.


El tercer chakra es el que da la cualidad de la generosidad y el sentido completo de satisfacción y felicidad. Cuando la kundalinī ilumina este chakra, proporciona rectitud y un sentido interno de moralidad, dando el equilibrio en las diferentes facetas de nuestra vida.

Este chakra permite liberarse del dolor y de la enfermedad. Está relacionado con la mente racional, la voluntad, el poder, y la autocuración. Juega un papel muy importante en las relaciones interpersonales. Es por lo tanto, el chakra que más se relaciona con nuestro ego. La diferencia de este chacra con otros es la consistencia y uniformidad de la energía irradiada.

Si está abierto, las características anteriores estarán equilibradas y sin problemas.

Si está cerrado resaltaría de ello un sentimiento de inferioridad, confusión e inseguridad. Además también puede hacer que aumenten los deseos de posesión, poder, perdiendo el respeto por los demás. A nivel físico pudiera ser causa de anemia, ansiedad, arteriosclerosis, artritis, bulimia, dolor de cabeza, cáncer, calambres, cólicos biliares, diabetes, esterilidad, gastritis, gota, hernias, hígado, osteoporosis, retención hídrica, reumatismos crónicos, úlcera duodenal.


NOTA IMPORTANTE: Rodeando al segundo y al tercer chakras, se encuentra el VACÍO, que establece el principio del maestro en nosotros. Este llamado vacío para algunas filosofías no es otra cosa que el NIÑO INTERIOR para el ho’oponopono o el HARA para la filosofía hindú y para los yoghis. ES EL CENTRO DEL PODER PERSONAL.

Cuando la kundalinī despierta y pasa por el Vacío, el principio del maestro se establece en la persona, que se convierte en su propio gurú (maestro o guía espiritual), con la capacidad de sentir sus problemas sutiles en la yema de los dedos, y de solucionarlos usando su propia kundalinī.

CUARTO CHAKRA

También llamado chakra del corazón o del plexo cardíaco. El cuarto chakra se encuentra a la altura del corazón, en el centro del pecho.


Color: verde, también rosa.

Elemento correspondiente: Aire (gas).

Función sensorial: Tacto.

Principios básicos: Entrega del ser. Amor, paz, identidad social, autoaceptación. Perdón y compasión, esperanza, confianza, integridad, dignidad.

Su demonio: la aflicción.

Correspondencias corporales: Corazón, parte superior de la espalda con caja torácica y cavidad torácica, hombros y brazos, costillas, senos, parte superior de espalda, diafragma, sangre, timo, zona inferior de los pulmones, sangre y sistema circulatorio, piel.

Glándula correspondiente: timo.
El timo regula el crecimiento y controla el sistema linfático. Además, tiene la misión de estimular y fortalecer el sistema inmunitario.

Patologías asociadas: insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión, ataque al corazón, asma, alergias, migrañas, neumonía bronquial.
Resentimiento y amargura, enojo, egocentrismo, soledad y depresión.

El cuarto chakra, el círculo del corazón, es el lugar donde reside el alma personal, el verdadero ser. Desde el corazón se manifiestan el amor y la compasión, y este chakra nos proporciona el sentido de la responsabilidad. En su parte central, a la altura del esternón, se manifiesta como completa seguridad y confianza en uno mismo. Todos nuestros miedos y temores se disipan cuando la kundalinī atraviesa el chakra del corazón.

Este es el chakra es el del amor universal.

Si está abierto, en él se desarrolla la capacidad de amar al completo, sin condiciones, sin esperar nada a cambio. Es también el que desarrolla el sentido de la armonía y el bien. Por otro lado representa la voluntad de nuestro yo con relación al mundo exterior, unida a la voluntad divina, por lo que también se le llama la puerta del alma. A su vez es el chakra por el que pasa toda la energía que le damos a los demás, así que sólo si está abierto podremos dar energía «curativa». Es la puerta al cuerpo astral y regula la calidad y las interacciones de alegría, dolor, temor e ira.

Si se encuentra cerrado no somos capaces de amar al completo, ni de preocuparnos por nuestro prójimo, así como no fluirá energía equilibrada a nuestros cuerpos sutiles. A nivel físico pudiera desencadenar en alcoholismo, falta de amor propio, angina de garganta, angina de pecho, anorexia, ansia, arteriosclerosis, artritis, asma, bronquitis, bulimia, cáncer, problemas de circulación, cólicos biliares, problemas de corazón, diabetes, dolores lumbares, epilepsia, esclerosis múltiple, gota, halitosis, impotencia, inflamaciones en general, leucemia, otitis, pulmones, reumatismos crónicos, sinusitis, y tos.


QUINTO CHAKRA

También denominado chakra de la garganta, o centro de comunicación. El quinto chakra se encuentra entre la nuez y la laringe. Nace de la columna vertebral cervical.


Color: azul claro o índigo

Elemento correspondiente: éter (sonido).

Función sensorial: Oído.

Principios básicos: Resonancia con el ser. Vibración, comunicación, creatividad, identidad creativa, autoexpresión. Elección, voluntad, decir tu verdad, expresión, utilizar poder personal para crear, juicios de valor y críticas, fe y conocimiento, capacidad de tomar decisiones.

Su demonio: la mentira

Correspondencias corporales: cuello, zona cervical, zona de la barbilla, orejas, cuerdas vocales, lengua, paladar (voz), conductos respiratorios, bronquios, zona superior de los pulmones, esófago.

Glándula correspondiente: Tiroides.
La tiroides desempeña un papel importante en el crecimiento del esqueleto y de los órganos internos. Se encarga del equilibrio entre el crecimiento físico y psíquico y regula el metabolismo, es decir, la forma y la velocidad en la que transformamos nuestro alimento en energía y en que consumirnos dicha energía. Además regula el metabolismo del yodo y el equilibro del calcio en la sangre y los tejidos.

Patologías asociadas: Garganta congestionada, dolor de garganta crónico, úlceras en la boca, problemas con encías, trastornos de articulación temporomandibular, escoliosis, tortícolis, laringitis, glándulas hinchadas, hipo e hipertiroidismo. Adicciones.

El quinto chakra es el de la diplomacia. Este chakra aporta la energía que se necesita para la comunicación con los demás. Su buen estado repercute en que las relaciones sean correctas y en que se puedan expresar las percepciones del corazón. Este chakra se obstruye con los sentimientos de culpa y cuando se culpa a otros con la propia arrogancia (es decir, cuando se falta a la dignidad propia o ajena).

Si está abierto nos dota de nuestra capacidad de recibir y asimilar. De poder expresarnos y escuchar. Este centro es responsable del rejuvenecimiento y la longevidad; el que lo domine alcanza la inmortalidad pues a partir de ese momento vive fuera del tiempo, más allá del pasado, presente y futuro los cuales domina. Con este chakra abierto comprendemos cuales son nuestro anhelos materiales y espirituales, así como entendemos que somos los responsables directos de cuanto recibimos y asimilamos, por lo tanto es sinónimo de integridad. El Yo Soy emerge y puede actuar en cualquier situación.

Si está cerrado aparece el temor a que lo que podamos recibir de los demás sea negativo convirtiéndonos es seres potencialmente agresivos, adoptando una actitud de autodefensa hacia todo. A nivel físico puede desencadenar problemas en alergias, angina de pecho, artritis, asma, bulimia, cáncer, dientes, dolores lumbares, dolor de garganta, halitosis, laringitis, osteoporosis, y problemas en la piel.

SEXTO CHAKRA

También llamado chakra frontal o tercer ojo, ojo de la sabiduría, ojo interior o chakra de las órdenes. El sexto chakra se encuentra situado un dedo por encima de la nariz, en el entrecejo.

Color: azul o también violeta.

Elemento: luz

Función sensorial: todos los sentidos, también en forma de percepción extrasensorial.

Principios básicos: Conocimiento del ser. Intuición, imaginación, identidad arquetípica, autorreflexión, autoevaluación, verdad, capacidad intelectual, sentimientos sobre ineptitud, apertura a otros e ideas de otros, capacidad de aprender de la experiencia, inteligencia, pensamiento de inspiración divina, intuición superior, conocimiento súbito, capacidad de imaginación, acceso (mediante la entrega) a las verdades interiores.

Correspondencias corporales: Rostro; ojos, oídos, nariz, senos paranasales, cerebelo, sistema nervioso central.

Glándula correspondiente: Glándula pituitaria (hipófisis).
La hipófisis se denomina también a veces «glándula maestra», puesto que, mediante su actividad secretora interna, controla el funcionamiento de todas las demás glándulas. Al igual que un director de orquesta, establece una conjunción armónica de las restantes glándulas.

Patologías asociadas: tumor cerebral, hemorragias, derrame cerebral, trastornos neurológicos, ceguera, sordera, problemas de toda la columna vertebral, discapacidades en el aprendizaje, convulsiones.

El sexto chakra se encarga del perdón y la compasión que trasciende definitivamente el ego (diferente al del cuarto chakra), y permite trascender de la conciencia mental pensante a la conciencia espiritual nirvichara (en sánscrito, ‘sin pensamiento’). Cuando este chakra se abre, entendemos el verdadero significado del perdón, al igual que nos hacemos conscientes del mal que nos hace el odio y el rencor. Estos últimos son incompatibles con la paz y el amor a los que un ser humano aspira desde el interior noble de su espíritu.

Se le denomina comúnmente como el «tercer ojo».

Su despertar otorga la evolución espiritual y el dominio del espíritu sobre la materia. Percepción, conocimiento y mando son sus prerrogativas. Por lo tanto nos permite entrar en el mundo de lo no material, de lo aparentemente invisible para dotarnos de conocimiento, es decir de una conciencia profunda de lo que nos rodea. También está asociado a la asimilación de conceptos intelectuales y la facultad de ponerlos en práctica.

Si está cerrado seguiremos ideas y conceptos equivocados, con consecuencias negativas para nosotros y nuestros semejantes. Además su desequilibrio hace que el ser sea ilógico, demasiado intelectual, y distraído. A nivel físico puede desencadenar problemas como alergias, anemia, dolor de cabeza, cataratas, infecciones, leucemia, miopía, neuralgia, quistes, sinusitis, y vértigo.


SEPTIMO CHAKRA

O chakra corona, también denominado centro de la coronilla o flor de loto de mil pétalos. El séptimo chakra se encuentra situado en el punto supremo, encima de nuestra cabeza y en el centro. Se abre hacia arriba.


Color: Violeta, también blanco y oro.

Elemento: pensamiento

Principios básicos: Ser puro. Conciencia, conocimiento, felicidad, identidad universal, espiritualidad e iluminación, capacidad de confiar en la vida, valores, ética, ser desinteresado, capacidad de ver la perspectiva más amplia, fe e inspiración, sentido y propósito en la vida. La vocación.

Correspondencia corporal: Cerebro, sistema muscular, esqueleto, piel, glándula pineal.

Glándula correspondiente: Glándula pineal (epífisis).
Las influencias de la epífisis no se han esclarecido del todo científicamente. Con gran probabilidad influye en la totalidad del organismo. Cuando falla esta glándula se produce una madurez sexual prematura.
Considerada por los filósofos antiguos como la cede del alma, está frente a la glándula pituitaria. Mide aproximadamente 1 cm de longitud y 5 mm de anchura. Sus dimensiones pueden cambiar con la edad, no obstante, a partir de los siete año sde edad esta glándula sufre una progresiva involución.
Existen muchos datos que sugieren que la secreción de la glándula pineal no es constante y que los estímulo adecuados para que se produzca la secreción son los estímulos luminosos, proporcionando de esta forma un «reloj criculante» al organismo; se especula que por ello puede constituir una parte importante de los mecanismos que rigen las actividades cíclicas (sueño-vigilia, etc.)
Una hormona que secreta la glándula pineal es la melatonina, hormona capaz de aclara la piel. Otra acción es la inhibidora del desarrollo de las gónadas.




Patologías asociadas: trastornos energéticos, depresión mística, cansancio crónico que no se vincula a problemas físicos, sensibilidad extrema

El séptimo centro integra los seis anteriores con todas sus cualidades y aspectos. Representa el último escalón en la evolución de la conciencia humana. Da la percepción directa de la realidad, conseguida mediante la realización, a través del despertar espontáneo de la kundalinī.

Una vez atravesado el tercer nudo, por fin, la serpiente se alza, se armonizan todos los chakras, y la luz del conocimiento desciende para unirse a la serpiente que se eleva hacia el 7° chakra hasta ser absorbida por él. En ese momento la conciencia individual se une a la conciencia universal y penetra en un estado de conocimiento, bienaventuranza y liberación final.

Es el chakra que nos relaciona con nuestra parte más espiritual, con nuestro ser completo (Yo soy) y con la realidad cósmica.

Llegar a la apertura y a la plena conciencia de este chacra conduce a la perfección del ser, pero únicamente si se llega a esta por medio de la apertura y la conciencia del resto de los chakras. El séptimo es la luz del conocimiento y conciencia, es la visión global del universo, y amor y compasión infinitos. Y en algunos casos de desarrollo máximo se puede ver como un halo dorado.

Si está cerrado, como consecuencia, obtendremos la no comprensión de la parte espiritual teniendo una visión de la vida totalmente materialista. A nivel físico puede estar en relación con problemas de dolores de cabeza, cataratas, epilepsia, fiebre alta, y miopía.


——————————————————————————–

EJERCICIO 2: DIBUJO UN MAPA DE MÍ MISMO.

En el ejercicio 1 habíamos confeccionado cuatro listas: demonios físicos, demonios emocionales, fortalezas y deseos.

Con estas listas haremos lo siguiente:

– Establecer una correspondencia entre cada ítem de la enumeración de nuestros demonios emocionales, y el chakra asociado a estas emociones. Puede haber más de un chakra que se asocie a un ítem, aunque no es lo más común.

– Ídem con la enumeración de nuestros demonios físicos.

– Ídem con la enumeración de las fortalezas.

– Con la cuarta lista, la de los deseos, estableceremos también esta correspondencia, en el sentido de qué chakra o chakras debemos tener correctamente activados para lograr estos propósitos. Y compararemos con aquellos que, según las tres listas anteriores, estarían con alguna disfunción.

Este último ítem es muy importante, ya que nos permite unir todo: qué debo sanar para conseguir esto o aquello. Este será nuestro verdadero trabajo con nuestro interior.

Como actividad opcional, sería muy bueno dibujar tres siluetas humanas ( una representación de nosotros mismos) y según las correspondencias establecidas, hacer el dibujo de cada chakra sobre nuestra silueta: un círculo grande si creemos que está en correcto funcionamiento, y pequeño si está disfuncional. Inclusive si disponemos de los elementos podemos colorearlos con su color correspondiente.

Esto nos permite visualizar cómo estamos en cada aspecto de nuestar vida. Y será el punto de partida para comenzar a trabajar sobre cada chakra, a partir de la próxima entrega.

Capítulo 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *