febrero 2, 2023

Revista Maravillosamente

La revista de la ley de asunción

EL MUNDO DE JEANI

Yo no quiero repetir más de lo mismo que ya se ha escrito, así que usaré este espacio para hablarte a ti de lo que he aprendido durante estos dos años que uso la ley de asunción en mi vida y cómo es que esta ley ha transformado para siempre mi manera de ver las cosas.

Si estás aquí, asumo, es decir, doy por hecho, que ya sabes lo que es la ley de asunción, y si no, te daré una breve definición: la ley de asunción explica que todo lo que decidimos que es verdadero en nuestra realidad es verdad, es decir, que la verdad no depende de los hechos sino de nuestra asunción o juicio de verdad, lo que es básicamente decir que la verdad es subjetiva, por ende, lo que consideremos verdadero a través de un pensamiento y un sentimiento de certeza se materializará en un hecho.

Y ¿a qué se debe esto? Según el autor que he estudiado yo, ya que sé que hay infinidad de autores, Neville Goddard, esta ley se sustenta en que existe un poder dentro de cada uno de nosotros que se llama IMAGINACIÓN. Según el autor, solo se trata de mantenerse en un estado de conciencia deseado hasta que esta certeza se materialice, pero la piedra de tropiezo para muchos está allí: mantenerse suena fácil, pero ¿Lo es?

Hasta este punto suena una receta fácil de seguir, pero muchas veces nos frustramos cuando encontramos que nuestra atención es muy desatenta y nuestra imaginación empieza a volar a todos los escenarios contrarios, porque básicamente esa es nuestra programación: “piensa mal y acertarás” o vienen los pensamientos típicos que nos dijeron siempre y que ahora repetimos nosotros mismos con frecuencia: “bájate de esa nube”, “deja de creer en tonterías”, etc.

Suena increíble para nosotros que aquello que toda la vida hemos menospreciado, ahora sea la solución a todos nuestros problemas, pero amigo lector, lo he comprobado, sí es la solución.

¿Qué me hizo entenderlo? Leí muchísimo y puse a prueba todo lo que leía, pero lo que más me llamó la atención fue entender algo muy puntual: SER LIMITADO ES UNA VENTAJA

Antes de que todas las cosas de las que tenemos conciencia existieran, existía y existe una consciencia de ser (conciencia incondicionada) y ¿qué significa eso? Que es una energía, llamémosle un “algo” que no tiene condiciones, no tiene límites. Realmente llamarle algo es condicionarlo, pero por fines prácticos lo tenemos que nombrar.

Esa conciencia de ser existe antes que cualquier cosa en el mundo.

EL MUNDO DE JEANI
EL MUNDO DE JEANI

En nuestras culturas se le puede conocer a esa conciencia incondicionada como Dios Padre, Jehová, Yahvé y por error cultural, o fines prácticos, se asocia a un hombre, viejo, sabio; dado que las personas que lo “descubren” eran hombres viviendo en una sociedad patriarcal. A su vez, existen diversas culturas matriarcales que a esta misma energía la perciben como femenina e inclusive la llaman Madre.

Pero esta conciencia no tiene forma, no tiene límites, no tiene condiciones, no es un súper héroe que hace el bien y castiga el mal.

Al ser incondicionada, no puede escoger, es decir, no tiene voluntad, no quiere nada, no desea nada, no castiga, no premia: hace bien y mal, es luz y oscuridad, paz y guerra, vida y muerte, es todo a la vez, es solo energía en expansión, es solo energía creativa e ilimitada.

Esa energía expansiva y creativa, no tiene una forma en específico porque tiene todas las formas que conoces. Y nosotros somos una forma más, de todas las formas que tiene la conciencia incondicionada, pero somos especiales, porque nosotros somos conscientes de ser algo.

No somos una planta, que es consciente de ser, pero no es consciente de ser planta, es decir, la planta tiene consciencia porque existe, pero no sabe que existe. NOSOTROS SI SABEMOS.

Y no solo sabemos que existimos, sino que al tener consciencia de ser algo, la desventaja de ser ilimitados desaparece:

Si, ser ilimitado es una desventaja

Ser ilimitado no significa hacer lo que se te dé la gana, ser ilimitado es no poder escoger.

El ser que es ilimitado, no puede decidir “quiero esto” porque no está limitado a experimentar una sola cosa, si no que ha de experimentarlas todas. Si se decidiera por una sola, ya no sería ilimitado, sino sería limitado, condicionado.

Y lo mismo le pasaría con lo que no se quiere. El ser ilimitado no puede decidir “no quiero esto” por la misma razón anterior, experimentar todo lo que hay, y hay infinitos estados por experimentar.

Mientras que nosotros, no tenemos que experimentar TODO al mismo tiempo, porque al tener voluntad podemos elegir cuál estado ocupar. Eso es ser conciencia condicionada, es la capacidad de elegir, es el libre albedrío, el único libre albedrío que existe.

Y el regalo del libre albedrío ni siquiera fue una decisión, porque no existen las decisiones para la conciencia incondicionada de ser, esto era lo que tenía que pasar en ese proceso de expansión continua e ilimitada: poder experimentarse y experimentar su creación por partes, sin decidirlo, esta conciencia incondicionada se regaló límites, se regaló voluntad.

¿Cuál es la ventaja de la voluntad? Además de la ventaja de la voluntad, tenemos la energía expansiva dentro nuestro. Ya no somos solo energía, sino somos energía que se puede direccionar para que trabaje en función de algo.

Entonces si quieres dinero, trabajar no es la única opción, porque el trabajo no es el recurso que da dinero. Lo que da el dinero es la energía expansiva en función de eso.

Esa energía se conoce como imaginación y trabajando en función de algo se llama imaginación despierta y es tu genio de la lámpara, es tu esclava, es tu enamorada. Tienes que despertarla en ti y ponerla a rendir los frutos de ese amor que se tienen.

Tú imaginación despierta es la materia prima de todas las cosas que existen: en física cuántica se le conoce como electrones, en la biblia le dicen amor, Neville le llamaba imaginación, las religiones le llaman Dios.

Y la razón por la que les cuento esto es porque eso fue la base que educó mi única afirmación, mi única verdad. Apenas entendí esto, mi dieta mental tuvo sentido, ya no fui más un loro que repetía por repetir. Educar mi imaginación, y no ponerme pañitos de agua tibia en momentos de pánico, fue lo que me ha llevado a manifestarlo todo.

Jeanina Francesca Aragón Abello

jeaninaaragon@gmail.com

+57 304 2092671

@ElPlanetadeJeani

Radio Mente FM
Radio Mente FM

1 comentario en «EL MUNDO DE JEANI»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *