febrero 2, 2023

Revista Maravillosamente

La revista de la ley de asunción

3 y 4 – DESPERTAR LA ENERGÍA KUNDALINI, EQUILIBRAR Y ALINEAR LOS CHAKRAS

Ahora que tenemos conciencia de cuáles pueden ser nuestros bloqueos energéticos y su vinculación al respectivo chakra, vamos a aprender a mantenerlos alineados durante el día y a equilibrar en forma general nuestro sistema energético.

Esto nos garantiza que la energía, que reside en el chakra base, ascienda al menos cuanto puede. No necesariamente un chakra disfuncional está cerrado; puede estar bloqueado por una postura corporal incorrecta, que repito durante el día.

PRIMER HÁBITO A INCORPORAR

Algo muy, pero muy básico, es tener el hábito de sentarnos SIEMPRE sobre el perineo, con la espalda recta, pudiendo estar apoyada en un respaldo de ser necesario. Solemos cargar nuestras espaldas al sentarnos y eso curva la columna vertebral en alguna parte. Como la energía sube por la columna, no lo hará con fluidez si esta está curvada. Este gesto tan sencillo, convertido en un hábito, nos resuelve gran parte de problemas tanto físicos, como emocionales, alineando simplemente los chakras. En la imagen podemos ver y tener una idea de cómo asciende la energía desde el chakra base hacia la coronilla. Garantizar este movimiento desde la postura corporal es un excelente primer paso.

SEGUNDO HÁBITO A INCORPORAR

Al caminar, hacerlo con la espalda recta y «sacando pecho» (discretamente) produce el mismo efecto que describimos anteriormente.

La adquisición de estos simples hábitos hace que, cuando trabajemos con nuestros chakras particularmente bloqueados, nos aseguremos que la energía comience su nuevo camino sin encontrar obstáculos debido a la postura corporal.

Luego especificaremos los ejercicios propios de cada chakra, para comenzar en forma definitiva nuestro proceso de sanación. Pero antes, seguiré aportando algunos ejercicios que benefician todo el sistema energético.

EJERCICIO ENERGÉTICO

Esto ya requiere cierta concentración y un momento adecuado. Yo lo practico antes de dormir, ya acostada y es muy rápido. También lo podemos hacer en la ducha; mientras limpiamos el cuerpo físico, también lo hacemos con el energético. A veces lo utilizo en cualquier momento del día, ya que lleva a lo sumo 1 o 2 minutos de tiempo.

Aprovechando la vibración cromática natural que tiene asociado cada chakra, y las vibraciones altísimas de las luces dorada y plateada, haremos lo siguiente:

– llevamos la atención al primer chakra y e imaginamos que entra en él por delante y por detrás una luz roja muy potente, en todo su esplendor. La hacemos girar rápidamente de modo que quedamos «encerrados» a la altura del primer chakra en un círculo de luz roja, paralelo al piso, que ingresa desde el cosmos y es una energía con vibración resonante con él (correspondiente a la luz roja).

– repetimos con el segundo chakra, de color anaranjado, sin que deje de girar el círculo rojo. Y así sucesivamente con los 7, recordando que el séptimo está por encima de la cabeza, y que podemos asociarle tanto una luz violeta como blanca.

– una vez que lo hemos hecho con el último chakra (y nos encontraremos encerrados en siete círculos de los colores correspondientes), los transformamos en siete círculos dorados ( luz mental superior) o plateados (luz espiritual). Una u otra, no ambas a la vez. Podemos hacerlo alternando ambas luces en días distintos, así equilibramos y desarrollamos ambas energías.

-los círculos tienden a confundirse transformándose en un único tubo de luz que nos envuelve, y que extenderemos hacia arriba, lo más lejos que imaginemos, y hacia el centro de la tierra por debajo.

-Respiramos esa luz, muy profundamente, para que desaparezca. Así queda esa energía dentro nuestro, para utilizarla cuando la necesitemos, con un poder sanador inmenso.

4- PRIMER CHAKRA – MULADHARA

Como ya vimos, los chakras están representados en forma de una flor de loto que incluye el significado de su función. Esta flor de loto es el mandala que representa al chakra.

Así se diferenciarán en el número de pétalos de los que dispongan.

Además cada chakra tiene asociado un bija mantra o mantra semilla, que al recitarlo o bien escucharlo, le confiere la misma vibración que la de su color correspondiente.

Meditar observando el mandala correspondiente a cada chakra, recitar o escuchar su mantra semilla o bien trabajar con la cromoterapia, son algunas de las formas de limpiarlos.

También hay cierto tipo de música y de sonidos que se asocian a sus vibraciones particulares.

Por otro lado, las posturas de yoga son vehículos para abrir y energizar los chakras, hay varias posturas o asanas que corresponden a cada uno. Asimismo, algunas asanas estimulan las glándulas correspondientes, permitiendo así el un fluir energético más efectivo.

Según la filosofía hindú, es a través del sistema glandular que estos vórtices de energía se «comunican» con el cuerpo físico; las glándulas serían un estadío intermedio entre la materia densa y la energía pura.

Si bien hemos hecho un trabajo de toma de conciencia respecto de nuestros aspectos a sanar y nuestras fortalezas, es muy posible que todos, sin excepción, tengamos alguna pequeña cosa que equilibrar a la altura de cada chakra, y como el sistema energético es uno solo, deberemos mantener TODOS los chakras siempre alineados, girando correctamente y permitiendo que la energía evolutiva circule libremente, sanándonos a su paso. No obstante pondremos más atención en aquellos que encontramos con algún tipo de disfuncionalidad, en nuestro trabajo previo.

La tradición dice que los Chakras parten del Sol.

El aspecto de los chakras dependerá de la evolución del individuo; será lento y poco luminoso en las personas vulgares, y muy brillante; en linea ascendente; en aquellos que están habituados a las prácticas espirituales.

En el primer centro vital se maneja: La supervivencia, la abundancia material, el cuerpo físico
En el segundo centro vital se maneja: Las emociones, la sexualidad y la creatividad
En el tercer centro vital se maneja: El temperamento, las pasiones, el poder personal
En el cuarto centro vital se maneja: Los temores, el dar y recibir de otros
En el quinto centro vital se maneja: Las ambiciones, la comunicación
En el sexto centro vital se maneja: El intelecto y la intuición
En el séptimo centro vital se maneja: La espiritualidad., el alma pura.

Ahora iniciaremos el camino de conocer cada uno y de cómo trabajar con ellos. Nuestra educación occidental ha estado lejos de estos principios de la sabiduría de la India. Y quizás por ello los ejercicios nos resulten extraños, y nos parezca que algo tan sencillo no va a funcionar. Sin embargo a estas alturas estamos todos familiarizados con los principios básicos que utilizaremos en estas prácticas, y podemos entenderlas además, porque ya hemos accedido a este tipo de conocimiento.

Al ser vórtices de energía que vibran con ciertas frecuencias características,la forma de equilibrarlos será poniéndolos en resonancia con dichas vibraciones; nada más simple.

Todo vibra en el Universo, sólo nos resta saber qué cosas vibran con la misma frecuencia que cada uno de los chakras.

Ya hemos trabajado con el PODER DE LA ATENCIÓN; allí donde pongo mi atención, se enfoca la energía y en ese sentido se dirige. Lo hemos hecho, por ejemplo, con el ejercicio de visualización de los colores del módulo 3.

Ahora haremos otros, en donde no tendremos que visualizar, sino que trabajaremos con los sentidos y en cualquier momento y lugar (rápido y efectivo para la mujer y el hombre modernos)

Pasamos entonces a conocer y trabajar sobre EL PRIMER CHAKRA

PRIMER CHAKRA : MULADHARA

Chakra Raíz: conectar con el cuerpo físico y la Tierra

Su nombre en sánscrito, muladhara, significa soporte, o base.

Desafío Humano y Obsequio : el sentirse a salvo y seguro en el plano físico, manifestar y satisfacer nuestras necesidades básicas.

Deseo Divino : el sentirse alimentado y mimado, el experimentar ser parte del todo.

Relación Primordial : con la realidad física, la Tierra, las fuerzas de la naturaleza, el cuerpo, el sentir sensaciones.

Uno de sus principales aspectos es la calidad y funciones de la Tierra.
Aquí «tierra» significa la etapa final de la manifestación en el campo de los sentidos, las áreas más públicas de la vida.
Es también la zona más velada al espíritu, lo que se encuentra más profundamente envuelto por la ilusión de la separación, la soledad y lo tangible. Representa el funcionamiento de la mente y las emociones más inconscientes.

El primer chakra es también el campo de los hábitos, el lugar del comportamiento automático. Es un recipiente de los patrones instintivos más profundos que usamos para sobrevivir. La función del primer chakra es «reducir todo a su punto base».

La habilidad para crear y actuar a partir de hábitos regulares es en gran parte una función terrenal de este chakra.
La planificación puede venir del sexto chakra, la proyección del quinto y el orden del tercero, pero las acciones finales que los sostienen y los vuelven disponibles requieren del primer chakra. Con un primer chakra fuerte, la confianza es automática. Confiamos en una persona por ser una persona. Si dominas el elemento de la tierra, sabes que la tierra puede moldearse y adoptar nuevas formas.

Un primer chakra saludable permite que los cambios se den paso a paso, sin traumatismos. Fortificar las raíces para mantenerse de pie firme y con seguridad.

Posee una fuerza primaria, que irradia cuatro rayos o pétalos de fuego.

Cuando se activa alcanza un rojo fuerte, correspondiendo a la corriente de vitalidad roja oscura que le llega del centro distribuidor de la energía Solar, proveniendo también de allí el PRANA o energía vital.

Mediante un determinado y persistente trabajo, los rayos se pueden enviar hacia el cerebro transmutándose estos colores en poder intelectual y percepción espiritual .

Según el Tantrismo es el asiento de la energía KUNDALINI, fuerza inmaterial latente (el despertar), representada simbólicamente por una serpiente de amor enrollada tres veces y media sobre ella misma.

Por técnicas particulares, despertarás esta energía, haciéndola remontar a lo largo del canal central y atravesando los chakras, ella estimulará la manifestación de facultades específicas de cada centro.

Ejercicios y gestos para el Muladhara Chakra

A continuación propongo varios ejercicios de distinta naturaleza para que escojas aquellos con los que te sientas más cómodo. Puedes hacerlos cuantas veces quieras e incluso combinarlos entre si.

MANDALA

Meditar con el mandala, el loto de cuatro pétalos, pone el chakra base en sintonía con la vibración del mandala, que es su vibración natural. Aquí absorbemos la energía de la geometría sagrada de sus formas y la del color rojo fuerte(cromoterapia).

¿Cómo meditar con un mandala? Simplemente observarlo desde el centro hacia afuera durante unos minutos.

BIJA MANTRA O MANTRA SEMILLA

El bija mantra del primer chakra es LAM

Podemos recitarlo en voz baja (siempre un múltiplo de 3 la cantidad de veces) o bien escucharlo mientras hacemos otra cosa.
Luego están los sonidos de cada pétalo, y tienen un orden.

Para empezar, hay que dirigirse al bija del Primer Chakra: «Lam», al pronunciar éste sonido de forma que la M final dure 2/3 partes que LA , logras activar este chakra: el chakra vibra al pronunciar ese mantra. Ahora bien, si quieres que «rote» o gire su energía, debes pronunciar los sonidos de los pétalos en el orden en que están escritos, «Vam» «Sham» «Sam» «Sam». O sea, «Lam» «Vam» «Sham» «Sam» «Sam», y lograrás una activación mucho más completa del Primer Chakra.



SONIDO

La pronunciación de la letra M, de este modo: MMMMMMMMMMMMMMMMM, tiene la misma frecuencia del chakra base. Hacerlo con la espalda recta.
De esta manera estaremos generando una gran energía a este nivel y se podrá conseguir que el cuerpo pueda salir conscientemente a otros planos diferentes.

AFIRMACIÓN PARA EL PRIMER CHAKRA

Estoy dispuest@ a soltar todos los miedos, preocupaciones y situaciones relacionados al dinero, mi carrera, seguridad y protección.
Sé que estoy perfectamente protegid@ y que estoy cubiert@ en abundancia.

MUSICOTERAPIA

Se trata de escuchar la música del Muladhara Chakra. Ésta puede ser sonidos de la naturaleza, como una selva, pájaros, etc. O una música de carácter primitivo con muchos tambores y sonidos fuertes, por ejemplo la africana o la indígena. Lo ideal sería que además si te gusta bailar te dejaras llevar por la música y realizaras un pequeño baile tribal o algo fuerte que estimule la energía de tu primer chakra.

Sólo a modo de ejemplo, y además para tenerlos a mano, incluyo dos tipos diferentes de música del Muladhara Chakra.

El primero es AFRIQUE TANGO, por el percusionista afro GUEM ET ZAKA 

Y ahora el GANESHA MANTRA, por African Drums.

El ganesha mantra (en realidad hay 32 mantras de Ganesha), es una invocación al dios Ganesha, el dios de la buena fortuna para los hinduístas, porque elimina todos los obstáculos de nuestro camino material y espiritual.

Es quién otorga prosperidad y fortuna en todos los ámbitos de nuestra vida. Es por ésto que se le invoca antes de iniciar una actividad importante, ya sea mundana o espiritual, para que todo obstáculo sea eliminado y la buena fortuna se alcance fácilmente en todo lo que se realice.

De esta misma forma Ganesha nos protege de todo ambiente de negatividad, violencia, envidia u odio si se le invoca con este fin.

El mantra es OM GAM GANAPATAYE NAMAHA

Posturas de yoga o asanas para el primer chakra

Doy seguidamente unos ejercicios de hatha yoga que sirven para estimular y liberar la energía propiamente dicha del chakra Muladhara:

Rodilla al pecho (Apanasana)

l. En la versión más sencilla de esta postura, nos echamos en decúbito supino y doblamos las rodillas hasta que los pies descansen de plano en el suelo a unos sesenta centímetros de las nalgas.
2. Dejar un pie en el suelo, doblar la otra rodilla hacia el pecho sujetando con las manos entrelazadas sobre la espinilla.
3. Respirar hondo y al exhalar elevamos la rodilla un poco más, mientras imaginamos cómo se abre y dilata el chakra raíz en la base de nuestra columna vertebral. Relajar el bajo vientre, sintiendo cómo el primer chakra inunda toda la región sacra. Los hombros deben permanecer relajados sin despegar la espalda del suelo.

Puente (Setu Bhandasana)

l. En esta postura mantenemos un firme contacto con el suelo al tiempo que establecemos contacto dinámico con la columna vertebral.
2. De espaldas en el suelo, los brazos rectos a los lados, con las palmas de las manos hacia abajo. Doblamos las rodillas, manteniendo los pies paralelos y separados más o menos a la anchura de las caderas, hasta tocar con las puntas ele los dedos.
3. Presionar con los pies (sin levantar todavía el cuerpo) hasta sentir la energía telúrica que confiere vigor a nuestras piernas.
4. Ahora presionamos todavía más con los pies y elevamos la columna vértebra a vértebra, como si fuese un collar cuyas perlas vamos recogiendo de una en una, hasta quedar colocados sobre los pies y sobre las cervicales. (Si es posible, unir las manos por detrás levantando también el pecho y los hombros.) Idealmente debería describirse una línea plana desde las rodillas hasta los hombros.
5. En esta postura sentimos la sustentación de las piernas y los pies así como la conexión energética de la columna. Respirar hondo y mantener la postura durante tres ciclos de respiración por lo menos.
6. Volver hacia el suelo, de nuevo vértebra a vértebra, relajar las nalgas, luego las piernas y los pies. Permaneceremos con las rodillas flexionadas por si queremos repetir la postura, o bien las estiraremos para que descansen en el suelo y la relajación se apodere de los chakras inferiores.

Langosta y media langosta (Shalabhasana)

l. Echados en el suelo boca abajo, con los brazos pegados al cuerpo y las palmas de las manos tocando la cara anterior de los muslos.
2. Con las rodillas rectas, estira la pierna derecha como si quisieras alargarla. Sin dejar de apuntar hacia abajo con el pie derecho, empieza a despegar del suelo la pierna separándola unos centímetros. Nota la actividad del primer chakra durante la postura.
3. Mantén la postura mientras no te cause incomodidad y pasa luego a la pierna izquierda.
4. Si no te resulta demasiado difícil, intenta elevar las dos piernas al mismo tiempo.

Cara a la rodilla (Janus Sirsasana)

1. En posición sentada, procurando no doblar las rodillas (Dandasana), dobla la pierna derecha y aloja el pie derecho en la entrepierna.
2. Alza la pelvis, levanta el pecho y sitúa el esternón en paralelo con la pierna izquierda extendida. Inhala.
3. Exhala, gira las caderas y el tronco hacia abajo v ade¬lanta los brazos en busca del pie izquierdo, procurando mantener recta la espalda. Este ejercicio relaja la tensión en la parte posterior de los muslos y las pantorrillas, además de mejorar la flexibilidad de toda la columna vertebral.
4. Intenta buscar el punto en que apenas se inicia la tensión y respira hondo en ese punto manteniendo la posición. Continúa en ella durante uno o dos minutos y retorna luego a la postura sentada. Estira la pierna derecha, dobla la izquierda y repite el ejercicio.
5. Después de retornar a la posición tumbada de espaldas (decúbito supino o postura del muerto) para un breve descanso, repite el ejercicio anterior pero flexionando las dos piernas a la vez. Quizá no podrás doblarte tan a fondo. así que no insistas, hazlo con suavidad y la tensión desaparecerá más pronto.

Relajación profunda

Deriva de la práctica del hatha Yoga y recibe también el nombre después de relajación consciente. Esencialmente consiste en tomar fundamento y relajar una a una todas las partes del cuerpo. Es buena idea grabar personalmente una lectura de las instrucciones, o encargar esta operación a una persona que posea una voz agradablemente hipnótica, aunque también puedes realizarlo siguiendo tu propio ritmo sin obedecer a ningún comando.

1. Échate de espaldas en el suelo v descansa. El ambiente debe estar caldeado ya que el organismo se relaja tanto durante este ejercicio que a veces desciende la temperatura corporal. Puede ser útil una manta ligera.
2. Empieza a respirar con profundidad y mantén un rit¬mo de respiración regular y cómodo durante toda la meditación.
3. Empieza por levantar la pierna izquierda del suelo varios centímetros. Contén el aliento durante unos segundos mientras tensas todos los músculos de esa pierna. Luego, soltando todo el aire, deja que todos los músculos se relajen y la pierna caiga como un peso muerto. Dale una pequeña sacudida, deja que descanse en el suelo y olvídate de ella.
4. Concéntrate ahora en tu brazo derecho. Cierra el puño y tensa todos los músculos al máximo. Relájalo. Ahora el brazo izquierdo. Álzalo, ténsalo, mantenlo así, relájalo.

5. Ladea la cabeza a la derecha, a la izquierda, tensando todos los músculos del cuello. Levanta un poco la cabeza del suelo, mantenla así, tensa músculos, relájalos.
6. A continuación arruga la nariz, haz pucheros con los labios y cierra los párpados con fuerza, siempre con arreglo a la misma pauta de tensar, mantener y relajar. Abre la boca, saca la lengua, tensa el rostro, mantén, relaja.
7. Luego irás recorriendo mentalmente todas las partes del cuerpo, una a una, comprobando si quedan verdaderamente relajadas. Empieza por los dedos de los pies, los pies, los tobillos, las pantorrillas, las rodillas, los muslos. Que estén relajadas las nalgas así como el vientre y el tórax, cuya respiración ha de ser lenta y tranquila. Que esté relajado el cuello, la boca, la lengua, las mejillas, la frente.
8. Concédete ahora unos momentos para considerar tu cuerpo que respira tranquilamente en relajación profunda, Observa cómo entran y salen los pensamientos sin esfuerzo. Si deseas realizar algún cambio en tu cuerpo, ahora es el buen momento para formular sentencias o afirmaciones en silencio, procurando hacerlo en modo positivo, por ejemplo «seré fuerte» es mejor que «quiero dejar de ser débil».
9. Cuando te parezca suficiente, haz unas flexiones con los dedos de las manos y los pies, agita un poco los miembros, abre los ojos y regresa al mundo cargado de vigor fresco. Las posturas de yoga trabajan por sí mismas sobre las glándulas y las zonas vinculadas a cada chakra. No es necesario pensar en el chakra correspondiente cuando las ejecutas, ya que la postura requiere un grado de concentración para mantener el equilibrio, sentirse cómodo en ella y además seguir un ritmo respiratorio. Y en esto sí hay que concentrarse. Es más importante hacerla bien y estar centrado en la respiración y la ejecución.

En el caso de las que corresponden al primer chakra, actúan sobre las glándulas suprarrenales y nos abren la parte baja del cuerpo, la del hueso sacro. Las glándulas suprarrenales están directamente vinculadas al miedo.

los-7-chakras

EL LOTO DEL PRIMER CHAKRA

•Significado del nombre del chakra: «fundación».
•Localización: plexo pélvico; región entre el ano y los genitales; la base de la columna; las tres primeras vértebras.
•Color de la bija (semilla): Oro.
•Sonidos del pétalo de la bija: yang, shang, kshang, sang.
•Aspectos: alimento y abrigo.
•Tattva (elemento): tierra. Color del tattva: amarillo.
•Forma del tattva: cuadrado. Sentido predominante: olfato.
•Organo sensorio: nariz.
•Organo de trabajo: ano.
•Vayu (aire): apana vayu, el aire que expele el semen del órgano masculino; la orina para ambos sexos; y lo que empuja al niño desde el útero durante el nacimiento.
•Loka (plano): bhu loka (plano físico).
•Planeta dominante: marte (solar, masculino).

Forma del yantra

Cuadrado amarillo cromo con cuatro pétalos bermellones. El cuadrado tiene un gran significado por lo que respecta a la conciencia terrena, pues representa a la propia tierra, las cuatro dimensiones y las cuatro direcciones. La forma del elemento tierra es lineal, y los cuatro puntos forman Las cuatro columnas o esquinas de lo que se conoce como la tierra cuadrangular. El cuatro permite la finalización, y la tierra encarna los elementos y condiciones de la finalización humana en todos los niveles. Este yantra es la sede del sonido bija, y por tanto libera sonido en ocho direcciones. Esto se puede ver en las ocho puntas que emanan de él. La tierra es el más denso de todos los elementos, siendo una mezcla de los otros cuatro elementos de agua, fuego, aire y akasha.



El círculo con los cuatro pétalos
Los cuatro pétalos de loto representan los ganglios que se forman en cuatro importantes terminaciones nerviosas. El color de los pétalos es bermellón mezclado con una pequeña cantidad de rojo carmesí.

El triángulo
La sede de la fuerza vital, kundalini shakti, se representa diversamente en la forma de una serpiente enroscada, un lingam o un triángulo. La serpiente de kundalini está enroscada tres veces y media alrededor del svayambhu lingam («nacido de sí mismo»). Con su boca abierta, cara arriba, conecta con el camino de sushumna, el canal nervioso central que recorre la columna. El kundalini shakti que no ha despertado permanece enroscado, envuelto alrededor del lingam con la cola en la boca. Como tiene la boca hacia abajo, el flujo de la energía es descendente. En cuanto comienza a trabajar con el primer chakra, esta energía dormida levanta la cabeza y fluye libremente hacia el canal de sushumna.

El triángulo dirigido hacia abajo es el yantra del lingam y kundalini. Indica el movimiento descendente y los tres nervios principales: ida, pingala y sushumna. La unión de estos nervios en el chakra muladhara forma un triángulo invertido, que también hace que la energía fluya hacia abajo. El color del lingam es gris ahumado, y a veces también se dice que tiene el color de una hoja nueva.

Sonido bija
Lang. Este sonido se produce poniendo los labios en forma cuadrada y empujando la lengua, también en forma cuadrada, contra el paladar. Este sonido bija vibra en el paladar, el cerebro y la pane superior del cráneo.

Cuando se produce adecuadamente, el bija lang excita los nadis del primer chakra y crea un cierre que evita el movimiento descendente de la energía. El movimiento ascendente comienza cuando el final del sonido lang (que es ang) vibra en la parte superior de la cabeza. La repetición del sonido elimina las inseguridades asociadas con el primer chakra, proporcionando al aspirante seguridad económica, conciencia y fuerza interior. Se dice que el bija lang tiene cuatro «brazos». Su vibración ayuda a crear un conducto dentro del nadi brahma con el fin de facilitar el flujo de la energía.

Vehículo de la bija
El elefante airavata. India, el dios del firmamento, cabalga sobre su elefante airavata. La piel del elefante es gris suave, del color de las nubes. Las siete trompas de airavata forman un arco iris con los siete colores. Hay siete aspectos en cada persona que deben ser reconocidos y evolucionar en armonía con las leyes naturales. Los siete aspectos son:

•Sonido Oídos (órgano sensorio)
•Tacto Piel (órgano sensorio)
•Vista Ojos (órgano sensorio)
•Gusto Lengua (órgano de trabajo)
•Olfato Nariz (órgano sensorio)
•Defecación Ano (órgano de trabajo)
•Sexo Genitales (órgano de trabajo)
Similarmente, siete dhatus (constituyentes) forman el cuerpo físico:

•Raja: arcilla, tierra.
•Rasa: líquidos.
•Rakta: sangre.
•Mansa: carne, fibras nerviosas, tejidos.
•Medha: grasa.
•Asthi: hueso.
•Majjan: médula ósea.
Los siete tipos de deseo (de seguridad, procreación, longevidad, compartir, conocimiento, autorrealización y unión) son vistos en las trompas y en los siete colores. Se asocian también con los siete chakras, las siete notas de una octava musical y los siete planetas mayores.

El elefante representa la naturaleza de una larga vida de búsqueda de alimento para el cuerpo, la mente y el corazón. Quien ha activado el primer chakra camina con el paso seguro de un elefante. Se esforzará por aumentar su control con el mayor peso que pueda soportar. Hará su trabajo con humildad, como el trabajador manual que realiza continuamente las órdenes de otro. Quien ha dominado el control de sus indriyas —los órganos de los sentidos y el trabajo—se dice que se ha convertido en Indra.

Deidad

Bala Brahma (Brahma niño). Brahma, señor de la creación, rige el norte y es la deidad que preside el primer chakra. Es representado como un niño radiante con cuatro cabezas y cuatro brazos. Su piel tiene el color del trigo. Lleva puesto un dhoti amarillo (la prenda tradicional india que cubre la parte inferior del cuerpo) y un pañuelo verde. Con los cuatro brazos y cuatro cabezas, Brahma ve al mismo tiempo en las cuatro direcciones. Cada cabeza representa uno de los cuatro aspectos de la conciencia humana. Estos se reconocen del siguiente modo:

1.El ser físico: Relación corporal con la comida, ejercicio, sueño y sexo. El ser físico se manifiesta a través de la tierra, la materia y la madre.
2.El ser racional: El intelecto o lógica condicionada de los procesos de racionamiento de un individuo.
3.El ser emocional: Los estados de ánimo y sentimientos que cambian continuamente dentro de la persona. La lealtad y el amor están influidos por el ser emocional.
4.El ser intuitivo: La voz interior de la mente consciente de una persona.
En sus 4 brazos, Brahma lleva lo siguiente:

•En su mano superior izquierda, una flor de loto, símbolo de pureza.
•En la segunda mano izquierda, las escrituras sagradas, que contienen el conocimiento de toda la creación. Brahma puede impartir el conocimiento sagrado si se le invoca adecuadamente.
•En una mano derecha, un jarrón que contiene néctar. Es amrita, el líquido precioso de la potencia vital.
•La mano cuarta se eleva con el mudra que concede la ausencia de miedo.
Brahma aparece en las horas crepusculares del amanecer y el anochecer. Visionándole se invoca una pacífica quietud en la mente. Todos los miedos e inseguridades se resuelven por medio del señor Brahma, el creador que todo lo ve.

Sahkti

Dakini. La energía de Dakini Shakti combina las fuerzas del creador, el conservador y el destructor, simbolizado en el tridente que sostiene en una de las manos izquierdas. En la otra mano izquierda sostiene un cráneo, que indica el alejamiento del miedo a la muerte, el bloque psicológico básico del primer chakra. La mano derecha superior sostiene una espada, con la que aparta el miedo, destruye la ignorancia y ayuda al sadhaka a superar todas las dificultades.

En la otra mano derecha sostiene un escudo, que proporciona el poder de defenderse contra los propios problemas. Dakini Shakti tiene una piel rosada y lleva un sari de color bermellón o melocotón amarillento. En algunos textos se la representa como una diosa terrible y de aspecto colérico, pero para la meditación las imágenes de los dioses y las diosas deben ser visualizadas agradablemente. Los ojos de Dakini Shakti tienen un color rojo brillante.

Regente

Ganesha. Ganesha, dios con cabeza de elefante, señor de todos los principios, es invocado para que dé protección en todas las empresas. La figura de Ganesha es muy atractiva, aunque difícil de aceptar como dei dad importante para la mente racional. La veneración de Ganesha implica el aceptarlo como el que elimina los obstáculos. Esto amortigua la mente racional, o el hemisferio izquierdo —que es de naturaleza analítica y crítica—, liberando el hemisferior derecho, que es emocional y necesario para cualquier aventura espiritual. La visualización de Ganeshá ayuda a detener el diálogo interior. Quien se siente detenido por la forma externa no puede admirar la belleza interior de Ganesha, pero quien penetra en la realidad física puede ver en Ganesha la unión del amor y la sabiduría, de Shakti y Shiva.

La piel de Ganesha es naranja coralina. Lleva un dhoti de color amarillo limón. Envuelve sus hombros un pañuelo de seda verde. Tiene cuatro brazos que le sirven mientras actúa como el destructor de obstáculos. Ganesha es el hijo de Shiva y Parvati. Porta la esvástica (en sánscrito svastika), el antiguo Símbolo indio de la unión de las cuatro direcciones, la energía ascendente del señor Vishnú y la radiación solar. En los cuatro brazos, Ganesha lleva lo siguiente:

•Un ladu, un dulce oloroso que simboliza a sattva, el estado de conciencia pura más refinado. El ladu también da salud y prosperidad a la casa.
•Una flor de loto, que simboliza las cualidades de la acción desinteresada y la naturaleza sin mancha.
•Un hacha, que simboliza el control del «elefante de los deseos» y la eliminación de la atadura de los deseos. El hacha aparta a la persona de la falsa identificación de su ser con su cuerpo físico.
•La cuarta mano de Ganesha se eleva en el mudra que concede la ausencia de miedo.
Efectos de la meditación
El chakra muladhara representa la manifestación de la conciencia individual en la forma humana, es decir, el nacimiento físico. La meditación en la punta de la nariz induce el inicio de la conciencia, la liberación de la enfermedad, la ligereza, la inspiración, la vitalidad, el vigor, la resistencia, la seguridad, la comprensión de la pureza interior y la suavidad de la voz y la melodía interior.

Características de conducta en el chakra muladhara
Si una persona con las mandíbulas apretadas y los puños cerrados se niega a vivir de acuerdo con las leyes naturales que rigen su cuerpo, creará un karma, o un enredo en el mundo. Sus órganos de los sentidos y el trabajo sólo servirán para traer confusión y dolor a cambio de la gratificación temporal. Cuando una persona comienza a actuar en armonía con las leyes naturales, no gastará ya la energía ni polucionará su conciencia sensoria permitiéndose excesivas cosas. Esa persona actuará sabiamente y con moderación, explorando el cuerpo y la mente en cuanto que vehículos de liberación con respecto a las esferas inferiores.

Normalmente, un niño de entre uno y siete años actúa siguiendo las motivaciones del «primer chakra». La tierra es captada como una experiencia nueva. El niño debe enraizarse y establecer las leyes de su mundo, aprendiendo a regular sus pautas de alimentación, bebida y sueño como la conducta apropiada necesaria para asegurar su identidad’ en el mundo. El niño pequeño debe estar centrado en sí mismo y preocuparse mucho por su supervivencia física.

El problema principal del niño o el adulto que actúan según las motivaciones del primer chakra es la conducta violenta basada en la inseguridad. Una persona con miedo puede golpear ciega e insensatamente, como un animal acorralado, por lo que piensa es una pérdida de la inseguridad básica.

La persona dominada por el chakra muladhara generalmente duerme entre diez y doce horas todas las noches, boca abajo. Este chakra abarca los planos de la génesis, la ilusión, la cólera, la codicia, el engaño, la avaricia y la sensualidad. Estos aspectos del primer chakra son fundamentales para la existencia humana. El deseo de más experiencia e información actúa como fuerza motivadora, un ímpetu básico para el desarrollo del individuo.

El chakra muladhara es la sede del kundalini enroscado, el shakti vital, o la fuerza de la energía. La serpiente kundalini se enrosca alrededor del svayambhu lingam. Este chakra fundacional está en la raíz de todo crecimiento y conciencia de la divinidad del hombre.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *