febrero 2, 2023

Revista Maravillosamente

La revista de la ley de asunción

EL PERDÓN VERDADERO ES LA MAESTRÍA DE UN AUTÉNTICO MANIFESTADOR CONSCIENTE

Autora: Sara / @crea_en_ti

Después de haber escrito anteriormente sobre cómo proceder a ejercer el perdón para liberarnos del sufrimiento que produce aferrarse a emociones dolorosas y desgastantes como son la ira o el enfado; ha llegado el momento de adentrarnos aún más en el perdón de una manera totalmente desarraigada del rol de victimización que habíamos aceptado hasta que nuestro Despertar Espiritual comenzó.

Cuando el Despertar ha tocado tu puerta te empiezas a hacer Consciente de que vivimos en un mundo de sombras, que son las proyecciones de nuestra mente (básicamente nuestras creencias). Lo que ves en el mundo son sombras y como una sombra per sé, no pueden ser cambiadas si el objeto (tu creencia y todo aquello que está en tu interior) que las proyecta no es alterado.

Para hacer la metáfora más clara, tu eres un (hermoso y fantásticamente diseñado) proyector de cine que está mirando a una enorme e infinita pantalla blanca que recoge proyectada en ellas todas las luces (y SOMBRAS) que el carrete de película que hay dentro de ti, PROYECTOR, contiene.

Si el proyector cree que es una butaca de cine, o cualquier otra cosa, no entenderá que está pasando y creerá que lo que ve en la pantalla es “la vida real” pero cuando uno se hace Consciente de ser un proyector y que puede poner la película que quiera dentro de su cabecita, sabe que cuando llegue el minuto exacto verá la escena que quería ver en la pantalla y la película entera. El Proyector o Manifestador Consciente, sabe que todo es su proyección y que, si no le agrada lo que ve, siempre puede cambiar el carrete sin necesidad de enfadarse con la pantalla.

El perdón verdadero

Siendo uno conocedor de que todo lo que experimenta de ojos para fuera es un reflejo de lo que ya fue o es experimentado dentro, sabe que de nada sirve enfadarse con las sombras por lo que dicen o hacen y que tiene siempre la posibilidad de cambiar “la película” (idea, concepto o creencia) dentro de sí para tener una experiencia diferente que acabará expulsada a la realidad tridimensional. Aquí es donde entra en juego el Perdón Verdadero según lo entendieron muchos y lo divulgó Neville Goddard.

El Perdón Verdadero se puede ejercer en todas direcciones; hacia uno mismo, hacia otros, hacía eventos pasados… pero siempre dentro. El Perdón Verdadero es un movimiento mental; un cambio radical. Si sabemos que los demás son lo que yo creo que son, y actúan hacia mí como yo me creo, el Perdón se trata de cambiar una o varias ideas y perdonando (olvidando) las viejas.

Ejercer el Perdón Verdadero es ser un total Manifestador Consciente; es olvidar totalmente el rol de víctima (es decir, ejercerlo en uno mismo) para abrazar un autoconcepto de Total Creador, lo que conlleva la responsabilidad de manifestar una vida harmónica.

Si deseas profundizar en este tema las lecturas de Neville te ayudarán. Te deseo unas maravillosas creaciones.